El San Miguel de los extranjeros

Texto por Tania Pérez

Las aportaciones de los migrantes estadounidenses, canadienses, alemanes y hasta australianos, han hecho de esa pequeña ciudad un espacio bicultural y bilingüe.
#deguanajuatosomos

Durante febrero de 2017 se realizará el XII Festival de Internacional de Escritores y Literatura en San Miguel de Allende, tan sólo uno de los grandes ejemplos de cómo las costumbres y gustos de los migrantes norteamericanos asentados allí, han cambiado a este municipio guanajuatense.

Se dice que todo comenzó en los años 40 con la llegada de Stirling Dickinson, quien en su juventud recorrió México, viaje que dio como resultado el libro “Mexican Odyssey”. Años después el escritor de Chicago regresó a este país y se instaló en San Miguel de Allende para realizar de manera colaborativa el libro “Death is Incidental: A Story of Revolution”, y una vez que terminó, no regresó a su país de origen.
A raíz de que este artista estadounidense se asentó en este municipio guanajuatense, comenzó un movimiento demográfico migratorio importante que no ha parado.
A pesar de que Guanajuato es el segundo estado con más migrantes que cruzan la frontera norte para llegar a Estados Unidos, San Miguel de Allende es uno de los cuatro destinos mexicanos más asediados por extranjeros, no para vacacionar, sino para vivir.
Hoy en día, los más de 17 mil migrantes en este municipio del Bajío provienen de diferentes países como Australia o Alemania, pero la mayoría son de origen estadounidense y canadiense y comparten ciertas características.
Muchos de estos migrantes, legales o ilegales –pues también se da el caso-, son adultos mayores que llegan a México para hacer rendir el dinero de su retiro laboral, en una ciudad que les encanta a primera visita por su destacable arquitectura e historia, y que les promete tranquilidad, seguridad y una vida artística y cultural muy activa. Esta última, estimulada principalmente por ellos.
Aún cuando la mayoría de los extranjeros en San Miguel se han adaptado a las tradiciones mexicanas y son parte de festividades como Día de Muertos o el 16 de septiembre, no han evitado aportar acciones y costumbres de sus lugares de origen en México.
En 1979 Carmen Massip de Hawkins fundó el Festival Internacional de Música de San Miguel de Allende, que no sólo ofrece conciertos de música de cámara cada año, también cuenta con talleres y clases con los mismo músicos invitados para los jóvenes extranjeros que llegan a Guanajuato para ser parte del encuentro y para los músicos mexicanos que asistan.

Por su parte el músico originario de Nueva Jersey, Roberto Kaplan, también conocido como Bobby Kapp, creó en 1994 el Festival Internacional de Jazz y Blues que no sólo tiene impresionantes espectáculos cada noviembre, a lo largo del año realizan conciertos extraordinarios en distintos foros de la ciudad, como el Teatro Ángela Peralta, Teatro Santa Ana o uno de los foros rescatados por extranjeros, el Centro Cultural El Nigromante.
Pensando en reanimar la vida artística pero para las artes audiovisuales, hace 20 años Sara Hoch, nacida en Kansas pero residente en San Miguel organizó el Festival Expresión en Corto que pronto creció para convertirse en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, conocido por siglas como GIFF y que cada verano tiene muestras de cine internacional, charlas magistrales, concursos para nuevos talentos y talleres.

De esta misma forma y con un entusiasmos similar también nació el Festival Internacional de Escritores y Literatura de San Miguel de Allende que este 2017 llega a su doceava edición.

Al mudarse a San Miguel de Allende con su esposo, Susan Page comenzó a extrañar las presentaciones literarias consuetudinarias a las que asistía en Berkeley y entonces,
organizó una pequeña conferencia que años más tarde se transformaría en un evento que anualmente recibe durante febrero a más de 3 mil visitantes para asistir a presentaciones literarias bilingües, con escritores de distintos países pero sobre todo representantes de los Estados Unidos y México.

Además, a lo largo del año, Page y su equipo organizan también actividades de verano para los jóvenes que vacacionan y trabajan por acercar la literatura a comunidades rurales alrededor de San Miguel de Allende.

Este año el Festival Internacional de Escritores y Literatura de San Miguel de Allende se realizará del 15 al 19 de febrero y las entradas a las conferencias y talleres están disponibles en su sitio web: http://www.festivalescritores.com/