El templo del Cerro Gordo

De Tania Pérez

Para los leoneses el templito del Cerro Gordo, es parte de los símbolos que enmarcan la ciudad. En el pasado era una especie de misterio para algunos y reto para otros llegar ahí si querian cruzar el cerro. ¿Cuántas veces lo visitaste?, ¿conoces su historia?, aquí te la contamos.
En 1973 -dicen que antes pero de forma ilegal- inició la construcción de un templo en la cima del Cerro Gordo en terrenos donados a la Iglesia Católica por el leonés Rigoberto Becerra.

Este recinto, a cargo del párroco José Ortiz Ayala, se nombró en honor a Nuestra Señora del Refugio, y más de 40 años después sigue en construcción.

Aunque esto suene poco alentador para visitar, la verdad es que la obra inconclusa le da un toque especial al lugar, que luce misterioso y en extremo interesante si te gusta la fotografía.

La mayoría de los vitrales están terminados. Algunas paredes ya están pintadas de colores claros; otras permanecen sólo con el enjarre. Hay cemento chorreado sobre las placas de porcelana con citas bíblicas.

Por dentro el templo es austero, los techos son altos hechos con ladrillo naranja. Hay bancas de madera y candelabros sencillos. El altar es de cantera y las molduras apenas están siendo revestidas con hoja de oro.

El mayor atractivo es la vista desde el atrio desde donde se alcanza a identificar gran parte de la ciudad de los panzas verdes, sobre todo de la zona norte. Lugares como el club de Golf de Gran Jardín, el Parque Metropolitano y su presa, Plaza Mayor, el City Club y las canchas de futbol de la Universidad DeLa Salle Bajío.

Si alguien tuvo la oportunidad de maravillarse con la vista que este lugar años atrás, podrá descubrir fácilmente hacia dónde y cómo ha crecido León. ¡La vista de noche es realmente espectacular!

galPor si quieres visitarlo algún día:
El camino principal hacia ese mirador se encuentra sobre Paseo de los Insurgentes, en su tramo rumbo a la salida a Lagos de Moreno.

Al pasar la conocida Torre Azul y frente al Fraccionamiento Cañada del Refugio, encontrarás un anuncio de concreto con el logo de Televisa y aun costado una pared blanca con letras azules: “Camino al templo de Nuestra señora del Refu (Sic)”. Subes por ese camino empedrado y en menos de 5 minutos habrás llegado a la cima. Eso si vas en auto.

De 7 de la mañana a 6 de la tarde, todos los días, excepto los miércoles, hay opción de visitar el templo. Entrar no cuesta nada. Además, hay misa los domingos a las 5 de la tarde.