Guanajuato: un estado de película

De Tania Pérez

La historia de películas filmadas en tierras guanajuatenses es muy larga, esta es una selección de ellas

En las últimas décadas, Guanajuato ha sido set de distintas películas que han llevado desde las calles coloniales de su capital hasta comunidades rurales a proyectarse alrededor del mundo.

Algunos ejemplos de los más sonados son “El Estudiante” (2009), una película que presume el esplendor de la Universidad de Guanajuato y la producción hollywoodense “Once Upon en México” (2003) donde Salma Hayek, Antonio Banderas y Jhonny Depp, rodaron varias escenas en San Miguel de Allende, San Felipe Torres Mochas y Guanajuato.

Los seguidores del cine de arte seguro identificarán “Eisenstein en Guanajuato” (2015), del afamado director Peter Greenaway y “Heli” (2013), de Amat Escalante, quien ganó con este filme el reconocimiento como mejor director en el Festival de Cine de Cannes y en los Premios Platino del Cine Iberoamericano.

Pero antes de todas estas exitosas y taquilleras producciones cinematográficas, Guanajuato ya había lucido en la pantalla grande desde la conocida Época de Oro del Cine Mexicano, en películas que dejaron testigos de cómo lucía antes el estado y cuáles eran sus costumbres. Algunas de éstas son:

 

“El rebozo de Soledad” (1952)

Aunque el contexto de la película sitúa la historia de un joven médico que se enfrenta a un desalmado cacique en Michoacán, este filme protagonizado por Arturo Córdova, Stella Inda y Pedro Armendáriz fue rodado entre comunidades y haciendas que se encuentran entre Irapuato y Guanajuato, como Aldama, Jaripitío y Marfil.

Después de su estreno, “El rebozo de Soledad” arrasó con los premios Ariel de ese año, obteniendo ocho estatuillas de las 15 categorías a las que estaba nominada.

 

“Los Hombres de Lupe Alvírez” (1967)

La mano de una bella mujer, interpretada por Lucha Villa, es ganada en una apuesta, pero su carácter bravío le complica la situación al pretendiente, Joaquín Cordero y sus hombres.

Dirigida por Arturo Martínez, este filme no sólo tiene locaciones guanajuatenses por haber sido filmada en Abasolo, también, la gran parte de la banda sonora son canciones originales del dolorense, José Alfredo Jiménez.

 

“El Santo contra la Momias de Guanajuato” (1970)

Ésta es sin dudas, una de las películas mexicanas más conocidas dentro y fuera de país. La acción comienza cuando una de las momias cobra vida dentro del famoso museo en la capital del estado.

Para contener la maldad de estos tenebrosos seres vueltos a la vida, los luchadores y superhéroes mexicanos El Santo, Blue Demon y Mil Máscaras se enfrentan a las momias entre rondallas, callejones y trucos característicos de la lucha libre.

 

“El ausente” (1972)

Dirigida por Arturo Martínez, esta película que conjuga drama y acción al estilo western tuvo como locación principal el municipio de Abasolo.

Fue protagonizada por Valentín Trujillo y Verónica Castro, en los papeles de Valente Rojas y Julia Beltrán, una joven pareja que se enamora en medio de una historia de venganza, honor y justicia.

 

Hallazgo Sangriento (El milagro de San Tolomeo) (1984)

Mientras un sacerdote trata de organizar al pueblo para que a través de la beneficencia los habitantes puedan sobrevivir una crisis económica, un campesino descubre el botín que unos ladrones escondieron en los sembradíos.

Esta película grabada en Apaseo el Grande fue dirigida por Damián Acosta, y protagonizada por Rafael Inclán, Juan Valentín y Zoila Flor.