La Virgen de Loreto está de fiesta

De Guanajuato Somos

San Miguel de Allende se viste de colores para conmemorar a su Santa Patrona

La Virgen de Loreto es considerada la Santa Patrona de San Miguel de Allende, una imagen que fue traída desde Europa para ser venerada por los fieles sanmiguelenses.

Desde finales de agosto, la ciudad se viste de fiesta en su honor y los feligreses realizan convites, procesiones y comilonas en los que participan los habitantes de barrios y colonias que resguardan sus tradiciones y las protegen del olvido.

La fiesta en honor de la Patrona de San Miguel de Allende se extiende por días y los fines de semana comparten el paseo de la venerada imagen con visitantes y creyentes que ponen en hombros la imagen a la Virgen con rasgos mexicanos que desde hace más de 200 años veneran y le piden cuidar sus cosechas, traer un buen temporal y librarlos de enfermedades.

La Virgen de Loreto tiene su casa dentro del Templo del Oratorio, un lugar llamado La Santa Casa de Loreto, y hasta ese lugar llegan sus fieles a pedirle por su familia y su ciudad.

La protectora del pueblo une a las familias y para honrar su presencia realizan grandes festines que acompañan con música de banda, danzantes que llegan de diversas partes de la República y mojigangas de vistosos colores, esos monos gigantes de trapo y papel maché que dan el toque especial a las celebraciones de un sitio que es patrimonio, cultural y en el que su gente protege por sobre todas las cosas, sus tradiciones y cultura.

Esta fiesta es de la gente que se fue, la que está lejos de casa, la que cada año participa, la que sigue en el pueblo, la que desde otro país está pendiente de lo que pasa en su ciudad y la que apenas aprenden de su fe.

Más de 20 días son de fiesta en honor de la Patrona de San Miguel de Allende, una fiesta que siempre sorprende y que ya es una tradición para los sanmiguelenses y para quienes llegan a visitar la Ciudad Patrimonio.