Las Musas inspiran a guardias ambientales

Texto de: Julio César Salas
Fotos Enrique Luévano

Jóvenes de 83 escuelas se encargan de limpiar áreas naturales protegidas como Las Musas en Manuel DobladoTras la trágica historia que encierra el Área Natural Protegida “Las Musas”, surgen otras dos con un lado positivo que es necesario conocer para valorarlas.

La historia cuenta que en el lugar conocido como “Las Musas” –a unos 18 kilómetros de la cabecera municipal Ciudad Manuel Doblado- dos hermanas, hijas de un rico hacendado, murieron a manos de bandoleros que luego de solicitar rescate por ellas las asesinaron.

A pesar de eso, “Las Musas” se convirtió en un área de reunión por excelencia para las familias guanajuatenses porque cuenta con todos los elementos para convertirse en uno de los sitios naturales más atractivos.

Sabinos y ahuehuetes que se convierten en madrigueras para mapaches, o fresnos y sauces cuyas ramas albergan a pájaros carpinteros y otras aves; todo ello coronado por el río que abraza las raíces de los árboles y crea piscinas naturales.

Este 2017 se conmemorarán 15 años de que fue promovida a Área Natural Protegida por el Gobierno del Estado de Guanajuato y esa, en sí, es una de las buenas noticias.

Aún así no se salva de la contaminación y a pesar de que hay una constante vigilancia siempre hay personas que prefieren destruir antes que conservar y tras la visita dejan su basura que daña directamente el ecosistema de “Las Musas”.

Es entonces cuando los jóvenes de Guanajuato levantan la mano para participar en un proyecto que comenzó en el año 2011: Los Guardias Ambientales.

Jaqueline Rocha es una de los 6 mil 940 estudiantes de 83 planteles educativos que en los últimos cinco años desempeñaron la función de Guardias Ambientales.

Han pasado tres años desde que ella ingresó al programa de la PAOT; al mismo tiempo que estudia la preparatoria en el CETIS 77 en la ciudad de León.

“En estos tres años siento que crecí como persona, esto me ha creado hábitos ambientales porque yo misma reciclo la basura en orgánica e inorgánica o trato de ayudar al medio ambiente de otras maneras”.

Su función consiste en realizar limpiezas en áreas naturales protegidas, igual en áreas que son de extrema pobreza; así como difusión de las actividades que realizan como Vigilantes Ambientales.

“Para mí ser un joven vigilante ambiental significa mucho porque puedo invitar a más jóvenes a comprometerse con el medio ambiente ya sea cuidándolo o limpiándolo y son actividades que nos dejan una gran satisfacción”.

“De las zonas naturales que he visitado definitivamente una de mis favoritas son Las Musas porque es muy bella visualmente, me tranquiliza mucho”, dijo.

En el mes de mayo del 2017 Luis Alberto Guerrero Ortiz cumplió 4 años como promotor del programa de Guardia Ambiental.

“El programa va orientado a las personas que tienen un gusto por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, de ahí que los que se inscriben son jóvenes muy comprometidos (con el entorno ecológico) y que sabemos que se entusiasmarán con los proyectos”.

El programa fue modificado recientemente y por eso hay posibilidad de realizar actividades de limpieza o recolección de residuos en colonias o comunidades tanto rurales como urbanas.

Cada unidad tiene capacidad para 14 jóvenes y un promotor, se les dan indicaciones básicas y debidamente equipados con guantes, cubre bocas y chalecos comienzan a liberar de residuos como botellas de plástico, latas de aluminio; papeles y otro deshechos.

“Nosotros al hacer este tipo de actividades invitamos a la sociedad a que haga consciencia de no estar invadiendo las zonas naturales y los lugares de convivencia”, dijo Luis Alberto Guerrero Ortiz.

Entre las comunidades que ya limpiaron se encuentran Los Castillos, San Nicolás del Palote, La India y Alfaro; entre otros.

Otra actividad que realizan son las jornadas de difusión ambiental donde en los cruceros de las ciudades o en algunos parques reparten folletería donde explican como pueden hacer denuncias ante la PAOT por daños ambientales.